get2Clouds

Gente que no sabe nada sobre Intenet, vota para destruirlo

2018-06-21
SaveYourInternet

15 miembros del Comité de Asuntos Legales del Parlamento Europeo han hecho oídos sordos a las advertencias de pioneros de Internet y grupos civiles, al votar por introducir una rigurosa ley de copyright que convertirá el “World Wide Web” en una “herramienta para la vigilancia y el control”. La ley no ha sido respaldada aun por los 750 miembros del Parlamento Europeo, así que todavía hay tiempo de luchar.


Como es ya común en la Unión Europea, la idea parece decente sobre el papel. La nueva ley requerirá a compañías como Google y Microsoft, instalar filtros que imposibiliten a los usuarios el subir material protegido por copyright. Sería como el Content ID de Youtube pero para todo Internet. La idea detrás de esto es que autores, periodistas y artistas reciban compensación por su trabajo en lugar de que se difunda por Internet de manera gratuita.


Pero si pensamos en ello por un segundo, nos damos cuenta del gran bloqueo que supondría y como se podría interponer en el camino de la libertad de expresión. Incluso los memes se verán afectados.


A principios de Junio, una carta firmada por 70 pesos pesados  de Internet, entre los que se incluyen el creador del World Wide Web, Tim Berners-Lee y el fundador de Wikipedia, Jimmy Wales, argumentaba que el Artículo 13 supondrá “un paso sin precedentes en la transformación de Internet  de una plataforma abierta para compartir e innovar a una herramienta para la vigilancia automática y el control de sus usuarios. El daño que esto podría ocasionar al Internet abierto y gratuito tal y como lo conocemos es difícil de predecir, pero en nuestra opinión podría ser sustancial”.


Al igual que con el sin sentido de la GPDR, los costes de esta ley, bien intencionada pero mal planteada, recaerán en gran medida sobre las compañías tecnológicas europeas.


Otro de los puntos de esta ley, el Artículo 11, obligaría a las plataformas de Internet, como Google, a pagar a los editores por mostrar fragmentos de noticias. Este impuesto al enlace (Link tax) podría restringir a los usuarios el compartir noticias. Una vez más, una buena idea para tratar de monetizar el contenido creado por los periodistas, pero, antes de aprobar una ley que lo abarque todo, investiguemos un poco.


A principios de este año, 169 académicos europeos especializados en propiedad intelectual, se opusieron al Artículo 11 en una carta que decía que “impediría la libre circulación de información que es de vital importancia para la democracia”. Cada vez más académicos han agregado sus nombres a la letra. Dicen que esta propuesta podrá ser todo menos beneficiosa para los periodistas.


Debemos trabajar en buscar una fórmula mágica que beneficie a consumidores y creadores en Internet, pero desde luego esta no es la respuesta. España intentó hacer lo mismo en 2014 con la famosa Tasa Google sin ninguno de los éxitos prometidos. De hecho, la ley fue derogada por el Tribunal Supremo y un estudio de 2015 descubrió que el impuesto a los enlaces les costaría a los editores millones de euros en ingresos perdidos debido al tráfico que habían dejado de percibir a través de los mismos.


Firma esta petición y difúndela antes de Internet muera tal y como lo conocemos.